Siempre Zúñiga

Casi siempre se entera uno tarde. A veces es mejor que no hubiera pasado nunca.
Hasta que nos volvamos a ver, Maestro Zúñiga.

Mañana serás demasiado lejos
de un día cualquiera
huérfano de pájaros.

Se harán credo
las telas de araña
y al otro lado de la mejilla,
con los pies colgando,
contemplaré el regreso de los barcos
vacíos de peces.

Serás mañana de un día cualquiera
con bruma
y sin razón.

AUTOR

Mi foto
Engendro soñador mutable, de efectos secundarios impredecibles.