Pulso


Quién pudiera mirar,
aunque fueran segundos
que luego borrara la lluvia,
desde el poro,
el círculo,
el caballo,
la fulguración solar,
desde el cerrojo, la jaula,
el delirio del papel en blanco
junto al suicida.

Quién pudiera morar
en los aullidos,
clavar el pulso desnudo
a tu cadáver lejano,
disipando este horror
a mí
que anticipa
el día

++

1 paseos:

Anónimo 4 de mayo de 2010, 19:18  

Es parte de ti, lo llevas dentro..
La capacidad de hilar palabras,
de crear imágenes en versos.
[...siempre...]

AUTOR

Mi foto
Engendro soñador mutable, de efectos secundarios impredecibles.