El último bar

2 paseos:

Giovanni-Collazos 13 de septiembre de 2010, 23:39  

Este poema me ha gustado.

Ni que decir de las miradas perdidas de todos los bares donde se termina borracho, de mirar tanto esa boca, que no se encuentra.

Abrazos.

Gio.

Mayte Sánchez Sempere 14 de septiembre de 2010, 10:45  

Veo que no has perdido la forma :)

Besos grandes.

AUTOR

Mi foto
Engendro soñador mutable, de efectos secundarios impredecibles.