Poema 0.3

Si tú quieres te despeino.
Aunque mis manos sean de otoño
y  te encierres en el sótano
porque piensas que te haces mayor.


Si tú quieres nos asomamos al balcón,
aunque nunca hayamos tenido.
Y vemos pasar las ambulancias
y los martes
y las fosas marinas.
Si tú quieres
terminaré por acostumbrarme
a no sentir nada,
como al fumar mata.

Poema 0.2

Lo llaman el Paseo de los Tristes porque era la única forma de llegar al cementerio a pie.
Ahora el riachuelo contiguo se inunda varias veces al año dejando bares con terraza,
músicos sin espejo, parejas en flor y árboles aderezados con cardamomo.

Y me dices que tal vez hayas dejado la plancha encendida.
Que ayer fue eso,
un festín de carne trémula sólo apta para carroñeros.

Churchill coleccionaba mariposas.

Tú cuelgas corazones disecados de los parachoques.

Poema 0.1

Un día quise

ir lo más lejos posible.
Esconderme solo
del ladrido de los perros.
Evitar la manía de apagar
los cigarrillos en mis brazos.
Buscar lava con la que envolver
Tus palabras de medianoche.
Saber donde enterrar los recuerdos
que no terminan de morir, por más que los ahogues.
Mascar flores asomado a una ventana sin jaula.
Acabar de una vez con esa música
porque todas las canciones terminan…todas.
Estampar mi puta cara contra la almohada
y dejar de repetir tu nombre.

Pero cada vez que abro la puerta
caigo rodando escaleras abajo hasta el rellano.
Y lo sabes.

AUTOR

Mi foto
Engendro soñador mutable, de efectos secundarios impredecibles.