Orugas

Palabras sencillas para días sin objeciones, en los que las miradas son fáciles y todo se complica. Porque en latitudes como estas, no existe el sol de medianoche.

4 paseos:

Jose Zúñiga 19 de junio de 2009, 0:25  

Pues sí, señor, me gusta este poemilla. Ignorar cómo termina, eso es lo bueno.

Mayte Sánchez Sempere 19 de junio de 2009, 7:30  

Si, si, si... tiene razon Jose. Me quedo con eso, ignorar como termina.

Besos

mariposasalvuelo 20 de junio de 2009, 21:21  

Me gusta todo. El texto, la imagen y su profundidad en medio de la sencilles de las figuras usadas,
Un beso Enol.

Bletisa 29 de junio de 2009, 12:49  

Pueeeees esto es un poema de amor Enol.....eso sí, muy masculino.

Besitos guapo ;)

AUTOR

Mi foto
Engendro soñador mutable, de efectos secundarios impredecibles.