Se responsabiliza a Los Seguidores del colapso planetario y los atascos en la Gran Via madrileña

Pobrecitos SEGUIDORES. Tan ordenaditos como han parecido siempre, que te los imaginas enlazados por una cuerda acompañándote al supermercado, al trabajo, mientras cocinas huevos con patatas... Había desaparecido el onanismo, gracias a los seguidores. Te los podías llevar al Facebook (quien disponga) a pasar el ciber-rato, ver cómo aparecían de la nada y desaparecían a su antojo, dejándote la misma sensación de sin-razón que cuando se te moría el Tamagochi... Pues nada, que hay una iniciativa, la más batánica de todas, que quiere hacerles desaparecer. Y no digo nada. Porque esta herramienta tiene algo de fantasmal y no es apta para todos los públicos. De hecho, hay voces (buenas y malas, indistintamente) que les da miedo ver esas caritas ahí, mirándote cada vez que abres tu pequeño escondite internetiano. Sonriéndote o con poses a lo Vogue. Y pienso en ese trabajador de Google al que se le ocurrió el gidget este en cuestión. Como al que se le ocurrió poder hacer infinitos listados de blogs que luchan por actualizarse. Que cuando ves la referencia de uno que pone "Hace dos semanas" te entra como cierta congoja. ¿Qué le pasará al bloggero/a en cuestión? Y ni qué decir si el registro indica: "Hace 5 meses". Es que la cosa es mucho más gorda. ¿Habrá sido nuestro referenciado barrido por una manada de elefantes subsaharianos?
Esto genera mucha ansiedad, señoras y señores. A mí no me extraña que se cierren blogs sin parar, porque no hay conciencia que lo resista. No me uno directamente a la iniciativa de Batania porque nunca me he planteado tener seguidores. Demasiada responsabilidad. Pero siendo su mayor imitador, no me iba a quedar de brazos cruzados sin hacer nada. Así que a este blog: LE DAN MIEDO LOS SEGUIDORES. Y, no sólo ellos, otras opciones de Blogger también le dan miedo a este blog. Ada quiere recitar en tanga. Amparo Bletisa añade que algún otro lo haga en gallumbos. Y creo que este tipo de iniciativas son mucho más sanas (aunque poco o nada practicables para algunos de nosotros). Pobrecitos SEGUIDORES...

7 paseos:

pacokafka 30 de junio de 2009, 22:48  

Joder, es cierto, jaja. Las tensiones y distensiones en los blogs. Y las congojas. ¿que fué de aquellos de -hace 5 meses-? jajaja
Me gusta el texto, sin dudas.
Me apunto a lo de los gallumbos.
UN SALUDO.

Neorrabioso 1 de julio de 2009, 0:37  

Tú tranquilo, ENOL, que con tres o cuatro crónicas más como la que has publicado dos entradas más abajo te vas a quedar a salvo de posibles seguidores. Quizá Blogger, y viendo tu potencial, debería atreverse a habilitar una herramienta de ODIADORES.

Abrazos.

Hasta pronto.

enol sanyago 1 de julio de 2009, 21:24  

PACOKAFKA: Haremos llegar tu voluntad de recitar en gallumbos a Ada. Esto promete convertirse en una especie de movimiento poético medio-nudista. Veremos cómo termina.

Abrazo cordial y acogojado.

enol sanyago 1 de julio de 2009, 21:30  

BATANIA: Creo que es hora de parir un nuevo colectivo a los que podríamos denominar LOS NEODIADORES. Seguramente yo sería el Paco Cenamor de estos Neodiadores, sin duda. Todo será empezar a poner a parir a toda acción poética que se emprenda en Madrid (eso inicialmente, claro). Cuidado. Podríamos llegar a ser infinitos.

Abrazos neodiosos.

pepeltenso 2 de julio de 2009, 12:48  

yo quiero recitar en tanga junto a Ada.

Ana Muela Sopeña 4 de julio de 2009, 9:29  

Ja, ja, me ha encantado lo que dices. El gadget de seguidores enlentece la navegación en los blogs. Lo enlentece terriblemente. A mí me pasa que cuando me meto en un blog sin gadget de seguidores si me gusta lo que leo dejo algún comentario. Cuando me meto en un blog con gadget de seguidores raramente puedo navegar. No se carga la página, se bloqueda y un largo etc...Creo que esto sucede para que aprendamos a ser más independientes y escribir lo que nos apetece y no estar pendientes de esos "seguidores". Además...¿qué preferimos? ¿Tener seguidores que no nos lean? o no tener seguidores y que nos lean?...

Por fin leo a alguien que dice algo que resuena con lo que yo siento sobre los seguidores. Creo que es un plan orwelliano lo de los seguidores. ¿O no...?

Te dejo un abrazo
Ana

enol sanyago 6 de julio de 2009, 0:54  

ANA MUELA!! Es un verdadero placer tenerte en esta calle! Compartimos un trozo del Libertad 8 y te había perdido la pista. No volverá a ocurrir, siempre me gustó mucho tu poesía. Será un buen propósito (raro en mí) para iniciar el verano.

Plan orwelliano completo, Ana...Miedo...

Beso grande, nos leemos.

AUTOR

Mi foto
Engendro soñador mutable, de efectos secundarios impredecibles.