Recital "Extraños Extremeños"

Voy a declarar, de seguir por este camino, a los martes y los jueves mis días de entrega sin escrúpulos (innecesarios, que añadiría mi querida y "berenjenal" Bletisa) a la poesía. Este jueves pasado, de nuevo en el sin-par Bukowski de Carlos Salem, se convocaba a un recital cuyos protagonistas, a priori, tenían algún vínculo con Extremadura. No es que yo sienta especial predilección por unas comunidades u otras, pero sí siento debilidad por la gastronomía de todas. Y con esa idea iba yo, pensando que me encontraría un local lleno de banderitas blanquiverdes y, sobre todo, de vinitos y embutidos de la zona. Nada más lejos de la realidad. Ni ágapes, ni extremeños casi (¿qué puedes esperar de los poetas?). Así que, con permiso de su novio y sin acritud, el siguiente elemento motivador era ver en directo a Jara Bedmar, alias Silberia, que de todo el mundo es conocida la predilección masculina por el género femenino rubio, aunque no se reconozca en público. Además de Silberia, recitaban Gsus Bonilla, Juanse Chacón, Batania y Elia Maqueda (por este orden , si no recuerdo mal). Os podría proponer que mandéis un sms al 5557 con el nombre de quien consideréis que no tiene nada que ver con el lugar homenajeado. Como pista, deciros que el poeta ese cuyo nombre empieza por B muy extremeño no parece.
Como nada en este país empieza a la hora establecida, siempre da tiempo a la charla con cervecitas. A quien primero me encuentro es a Mayte S. Sempere, que dotada con el don de la ubicuidad, salta de evento en evento con agilidad gacelística, diría yo. Con Mayte hablé de fresas, muñecos vudú y descubrí uno de sus secretos que, DE MOMENTO, no desvelaré. Añoro su muleta (le daba un toque bohemio) y anuncio desde ya que va a ser la responsable de la próxima GUERRA POÉTICA PANHISPÁNICA, a no ser que finalmente se atenga a razones. Ella sabrá. Allí estaba Rafael Sarmentero (rectificación: le había cambiado el apellido a Rafael en la entrada original... Menos mal que Mayte lo ve todo! Gracias muchas) a quien no conocía y con quien sólo intercambié el nuevo libro de Nuria Ruiz de Viñaspre. También, POR FIN!, pude ver en 3D al plebeyo Giovanni Collazos. La primera impresión, que es la que cuenta dicen, es la de ser un gran poeta humilde, honesto y valiente (algo no tan generalizado en el gremio). Hablamos de familia, de Lima, Barcelona, Madrid, de gitanos, de diablos azules y otros recitales a los que espero poder ir. Nos quedan más conversaciones pendientes, que llegarán. Un placer, Gio. Allí estaba el no-terrestre Batania, aunque lo mejor es que eso implica que está Iratxe. No llegué a poder fotografiar el Secreto de Iratxe, pero estaré mucho más ágil la próxima vez. Como sabéis, Batania poéticamente no vale nada sin ella. También tuvimos a José Naveiras, con su Vida Rima (muchas gracias por el detalle mercadotécnico!!) y sus muñecas sin ojos.
Y en estas, empezó el recital:



Y también en estas, TERMINÓ una hora y media después, más o menos. Gsus Bonilla es un gran hombre en todos los sentidos que cuando recita se transforma increíblemente en un niño de ocho años. Juanse Chacón transformó la sala en una especie de chill-out. Historias tiernas con mar de fondo. Jara Bedmar es rubia de ojos chispeantemente azules (rectificación: son chispeantes, pero no son AZULES!!! Son muchos los misterios que envuelven el Buko... Gracias, Jara), así que ¿qué importa todo lo demás? Es genial. Elia Maqueda, aunque morena, es la reina de la mirada. Siempre le digo, hasta la pesadez, lo mucho que me gusta su Gran Vía 2060. Me ha hecho una promesa para la próxima vez (y te lo recordaré de nuevo, Elia, soy así de cansino a veces!). Batania de nuevo nos llevó por andamios, fresas, jardines botánicos y formas neorrabiosas de amar. Sí, estamos ya todos hartos de estos poemas, pero recitó en extremeño y eso no tiene precio (¿no os lo creeréis, verdad? Él es panhispánico, y los panhispánicos no tienen acento!!). Así fue terminando la noche, no sin antes charlar un buen rato con Gsus sobre los lugares de poesía en Madrid, la libertad de las jam-sessions (aunque empiezan a ser algo caóticas) y otros aires. Hacia la 1 de la madrugada finalizó la fase de despedida, cada vez un poco más larga, lo que significa que cada día somos unos pocos más y el placer, un poco mayor. ¡Hasta la próxima!

3 paseos:

Batania 23 de enero de 2009, 23:26  

Los de Bilbao semos de donde nos da la gana.

Abrazos.

Giovanni-Collazos 24 de enero de 2009, 0:10  

Sí, quedan charlas pendientes. Para mi también fue un placer conocerte. Eres un tio con un lenguaje correcto, con un acento catalán que despista, porqué eres asturiano. Ves que tu también eres de todas partes, Enol.

Ya nos veremos, en Libertad, el lunes a las 20:00, si puedes.

Un abrazo.

Gio.

Jara Silberia 24 de enero de 2009, 11:25  

Enol, engendro soñador mutable, te agradezco tu crónica, las fotos y comentarios.
Un placer que asistieras a Extraños extremeños...

... me despido ahora esperando que la próxima vez mi poesía te llame más la atención que mi pelo rubio o mis ojos (que por cierto, no son azules).
Un abrazo y gracias de nuevo

AUTOR

Mi foto
Engendro soñador mutable, de efectos secundarios impredecibles.